Armando Iachini

El legado de los Malaussena (II Parte)

Además del trabajo de Antonio Malaussena para el Teatro de Valencia, el Palacio Federal de Caracas y la columna de Carabobo, en el año 1890 participa con Luciano Urdaneta y otros cinco arquitectos en un concurso donde resulta vencedor, haciéndose cargo  del diseño de las Cámaras del Senado y de Diputados que componen el Palacio Legislativo.

Asimismo, Antonio Malaussena comienza a hacer estudios para el mercado de San Pablo de Caracas, en el mismo sitio donde hoy en día tenemos a la plaza Miranda, y diseña el circo metropolitano, ubicado entre las esquinas de Miranda y Puerto Escondido.

Armando Iachini

No obstante, el hijo del arquitecto e inmigrante Luis Malaussena no solo se encargó del trazado de obras civiles, también ocupó parte de su esfuerzo y talento al desarrollo de algunas obras urbanísticas. A principios del siglo XX dejó su huella en la emergente y lujosa urbanización de El Paraíso, donde varias y elegantes residencias llevan su firma.

Fue autor de la desaparecida calle aporticada, que unía la esquina de Gradillas y la de San Jacinto y que fue conocida por años como el Pasaje Ramella. Esta vía poseía un arco de triunfo que daba entrada a la manzana donde está ubicada la Catedral de Caracas.

Armando Iachini

Antonio Malaussena y Vicente Lecuna trabajaron en la restauración de la Casa Natal del Libertador, ubicada frente a la Plaza de San Jacinto (mejor conocida como la plaza El Venezolano), diseñando para la residencia colonial en la que vivieron los padres de Bolívar las columnas del patio y otros elementos decorativos.

La última obra que emprendió Antonio Malaussena en Venezuela, y que coincide con el surgimiento de la popularidad de la figura de su hijo, Luis Malaussena, también arquitecto, en el escenario urbanístico venezolano, es el mausoleo de Alí Gómez en la ciudad de Maracay (obra de 1919).

Esta obra, de rasgos neobizantinos y moriscos, fue finalizada luego de la muerte de Antonio Malaussena, cuyo legado a la arquitectura venezolana está marcado por un marcado eclecticismo, muy habitual a finales del siglo XIX y comienzos del XX. En sus trabajos demostró su alta capacidad constructiva, dominando particularmente las estructuras de hierro, un material sumamente novedoso para la Venezuela de esa época.

Artículos Relacionados

Armando Iachini

Armando Iachini, empresario venezolano de origen italiano, dirige la compañía Construcciones Yamaro, C.A., encargada de llevar a cabo proyectos de ingeniería civil.