Armando Iachini

¡ENTÉRATE! Franco De Vita, gran talento ítalo venezolano

Ferdinando De Vita y Rosa De Vita son los padres del cantautor venezolano Franco De Vita. Llegaron a Venezuela como parte de la oleada de inmigrantes europeos que se establecieron en el país buscando mejores condiciones de vida y aquí fundaron una tintorería.

Franco de Vita, uno de los principales exponentes del pop venezolano junto a otras figuras como Frank Quintero, Ilan Chester y Yordano, volvió a Italia con su madre a la edad de tres años y en tierras europeas transcurrió buena parte de su infancia, donde cultivó el gusto por la música y se convirtió en seguidor del programa Zecchino d’Oro, que buscaba talentos infantiles.

 Armando Iachini
Franco de Vita es ítalo-venezolano

A los trece años, Franco De Vita regresa a Venezuela, para establecerse con su familia en La Candelaria, una urbanización que siempre se ha caracterizado por albergar a un numeroso grupo de inmigrantes españoles e italianos. Allí comenzó a tocar la guitarra, usando una que le pertenecía a su hermano, comenta Armando Iachini.

Su interés por la música y el arte en general va cobrando fuerza, interesándose también por el teatro. En estos círculos conoce a Guillermo Dávila y a Carlos Mata, dos personajes que luego se convertirían también en grandes intérpretes de la década de los ochenta, además de poseer un talento natural para la actuación.

Ganador de varios premios Grammy y con una trayectoria musical más que reconocida en la actualidad, Franco de Vita inició su carrera con el grupo Corpus, una banda que abarcaba una enorme variedad de estilos y que por lo general era contratada para animar las fiestas.

Armando Iachini
De Vita ha sido ganador de varios premios Grammy

A comienzos de la década de los ochenta, De Vita funda su propia agrupación llamada Ícaro. Se decantan por el género pop rock y algunos de los temas que componen su primera y única grabación son radiados, todos los sencillos que integran esta producción fueron compuestos por Franco.

Dos años más tarde, Ícaro se disuelve y Franco De Vita se decide a firmar un contrato con Sonográfica como solista, lanzando al mercado el disco homónimo, producción que logra vender más de medio millón de copias y donde emergen éxitos que aún hoy en día distinguen a este cantautor en todos los escenarios del mundo: Un buen perdedor y No hay cielo.

Por Armando Iachini

Artículos Relacionados

Armando Iachini

Armando Iachini, empresario venezolano de origen italiano, dirige la compañía Construcciones Yamaro, C.A., encargada de llevar a cabo proyectos de ingeniería civil.